Chequeos preventivos femeninos: ¿qué exámenes debemos realizarnos?

El aumento en los casos de enfermedades de transmisión sexual, el alto porcentaje de muertes de mujeres por cáncer de mama y patologías asociadas al Virus del Papiloma Humano, son los principales motivos para tomar conciencia de la prevención.

    Omar Nazzal
    Contenido validado por Omar Nazzal Jefe de Ginecología de IntegraMédica, parte de Bupa

A lo largo de la vida, las mujeres van enfrentando diferentes problemas de salud relacionados con la edad, los cuales pueden ser evitables si se adoptan conductas de autocuidado y prevención. Variables como la obesidad y el sedentarismo, están estrechamente relacionadas con las principales causas de muerte de las mujeres en Chile, que son las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Además, se ha visto un fuerte incremento de las enfermedades de transmisión sexual, las que pueden prevenirse asistiendo a consultas ginecológicas desde la adolescencia.

 Cifras al alza

Respecto de las enfermedades de transmisión sexual, Omar Nazzal, Jefe de Ginecología de IntegraMédica, parte de Bupa, indica que existe un considerable aumento en las cifras de sida por año. “Hace dos o tres años atrás no se reportaban más de 4 mil casos por año en Chile, y hoy estamos cerca de los 7 mil u 8 mil casos”. Algo similar ocurre con la clamidia, una enfermedad asintomática, donde sus consecuencias pueden verse cinco, diez o incluso 15 años después. Actualmente, cerca de un 6% de la población chilena sería positiva para esta enfermedad.

Por otro lado, se encuentran las patologías pre invasoras del cuello del útero. El especialista explica que, con la estadística actual, de cada 100 papanicolaous, entre dos y cuatro resultarían alterados. Es decir, entre un 2% a 3% de estos exámenes presentan anomalías y van a requerir un estudio posterior. “Toda esa patología está asociada a infección por Virus Papiloma y es la que tiene riesgo posteriormente de convertirse en una enfermedad pre cancerosa del cuello del útero”, explica el doctor Nazzal.

Sin embargo, la patología que registra las cifras más preocupantes, corresponde al cáncer de mama, principal causa de muerte de las mujeres chilenas en la actualidad. Hoy mueren tres mujeres al día por esta enfermedad, la que puede diagnosticarse a tiempo asistiendo a consultas ginecológicas. “Una de cada diez mujeres va a tener un cáncer de mama. Y esto significa en forma gráfica que, si una mujer se acuerda de su curso del colegio y eran 30, de esas 30 van a haber 3 o 4 que van a tener cáncer de mama. Así de alta y preocupante es la situación”, detalla el profesional.

 ¿Qué podemos hacer para prevenir estas enfermedades?

Omar Nazzal, Jefe de Ginecología de IntegraMédica, asegura que hoy “el arma más importante que tenemos en la medicina es la prevención y el pilar fundamental de ésta es llevar un estilo de vida saludable, que se compone de 4 variables: actividad física, comida saludable, no fumar y no beber en exceso”. Manejando estos cuatro componentes se puede lograr un impacto positivo en todas las etapas de la vida de la mujer, además de atacar factores que inciden en las enfermedades recién mencionadas, como el sedentarismo y la obesidad.

El especialista indica que las mujeres deben comenzar sus primeras consultas con un especialista infanto–juvenil, antes de iniciar su vida sexual, con el objetivo de evitar embarazos no deseados, fomentar la educación y anticoncepción, y evitar la transmisión de ETS. Cabe destacar que actualmente el Plan Nacional de Inmunizaciones del Ministerio de Salud, contempla la vacunación contra el Virus del Papiloma Humano (VHP) en niñas de 4to y 5to básico de todos los establecimientos educacionales del país. A su vez, cuando la mujer inicia su vida sexual, en las consultas se refuerzan las conductas preventivas, como la aplicación de la vacuna contra el VHP si no la ha recibido, además de realizar una planificación familiar acorde a las necesidades de cada una.

Luego, una vez que las mujeres cumplen sus 25 años, el Jefe de Ginecología de IntegraMédica indica que es importante agregarle a lo anterior el control de Papanicolaou y en algunos casos, los test de detección del Virus del Papiloma Humano (VHP) que pueden ser una herramienta sensible para el control y prevención del cáncer cervico–uterino, una enfermedad clave en la mujer en esta etapa de la vida, ya que las enfermedades pre invasoras del cuello del útero se dan fundamentalmente entre los 25 y los 35 años.

 Cuando la mujer cumple su período reproductivo se comienza a pensar en otras patologías, entre ellas el cáncer de mama, el cual tiene mayor incidencia en mujeres mayores de 50 años, por lo que los controles deberían comenzar con la realización de mamografías a partir de los 40 años, acompañadas de una ecografía mamaria.

Finalmente, en esta etapa es importante prevenir enfermedades cardiovasculares, las que han ido al alza durante los últimos años, a través del control del colesterol y niveles lipídicos con exámenes de sangre donde se realiza un hemograma, además de pruebas hepáticas, perfil bioquímico y principalmente perfil lipídico, los cuales el ginecólogo de cabecera puede indicar a sus pacientes.